Edición de «Hipocampo Colectivo»

Saltar a: navegación, buscar

Advertencia: no has iniciado sesión. Tu dirección IP se hará pública si haces cualquier edición en estas condiciones. Si inicias sesión o creas una cuenta, tus ediciones se atribuirán a tu nombre de usuario, además de otros beneficios.

Puedes deshacer la edición. Antes de deshacer la edición, comprueba la siguiente comparación para verificar que realmente es lo que quieres hacer, y entonces guarda los cambios para así efectuar la reversión.
Revisión actual Tu texto
Línea 49: Línea 49:
 
Y sin embargo, sigo afirmando que estos dos millones y medio de personas no sólo saben más de casi cualquier tema que cualquier experto elegido arbitrariamente, sino que Internet nos provee de mecanismos para extraer conocimiento válido de esa grande y ruidosa confusión.
 
Y sin embargo, sigo afirmando que estos dos millones y medio de personas no sólo saben más de casi cualquier tema que cualquier experto elegido arbitrariamente, sino que Internet nos provee de mecanismos para extraer conocimiento válido de esa grande y ruidosa confusión.
  
El más notorio experimento de “filtrado colaborativo”, y el que dio origen al término, es Firefly, el sistema de recomendaciones gestado en el Instituto Tecnológico de Massachussets por Patti Maes<ref>Las investigaciones de Pattie Maes están descritas por ella (pero en tercera persona, como si fuera César o un futbolista pillado a traición por un reportero radiofónico) misma en su página web en el MIT: http://www.media.mit.edu/people/pattie/ Para leer una crítica tan ácida como apenas velada de Pattie Maes y el valor real de sus sistemas de “filtrado colaborativo” por Philip Greenspun, a la sazón estudiante de doctorado en el MIT, échenle un vistazo a este breve comentario, que no tiene desperdicio: http://www.monkey.org/geeks/archive/0002/msg00018.htm</ref>. Este sistema, que en sus principios todavía recibía el nombre de “agente de software”, resolvía el problema de la falta de coordinación de la masa... coordinándola. Al registrarse, el usuario tenía que responder a una serie de preguntas sobre sus gustos musicales, comparando unos discos y artistas con otros y puntuándolos en una escala numérica. Tras ese primer “entrenamiento”, el “agente” era capaz de recomendarnos nuevos discos basándose en los gustos de los demás usuarios del sistema.
+
El más notorio experimento de “filtrado colaborativo”, y el que dio origen al término, es Firefly, el sistema de recomendaciones gestado en el Instituto Tecnológico de Massachussets por Patti Maes<ref>Las investigaciones de Pattie Maes están descritas por ella (pero en tercera persona, como si fuera César o un futbolista pillado a traición por un reportero radiofónico) misma en su página web en el MIT: http://pattie.www.media.mit.edu/people/pattie/ Para leer una crítica tan ácida como apenas velada de Pattie Maes y el valor real de sus sistemas de “filtrado colaborativo” por Philip Greenspun, a la sazón estudiante de doctorado en el MIT, échenle un vistazo a este breve comentario, que no tiene desperdicio: http://www.monkey.org/geeks/archive/0002/msg00018.htm</ref>. Este sistema, que en sus principios todavía recibía el nombre de “agente de software”, resolvía el problema de la falta de coordinación de la masa... coordinándola. Al registrarse, el usuario tenía que responder a una serie de preguntas sobre sus gustos musicales, comparando unos discos y artistas con otros y puntuándolos en una escala numérica. Tras ese primer “entrenamiento”, el “agente” era capaz de recomendarnos nuevos discos basándose en los gustos de los demás usuarios del sistema.
  
 
El sistema fue un facaso comercial, y como “usuario” puedo decir que entiendo por qué. Firefly tenía una nefasta tendencia a dar datos sin aportar información. Lo cual, traducido al español que se habla en Occidente, significa que no contaba nada nuevo. Las recomendaciones eran siempre obvias, sin nada de la gracia que tiene cualquier desconocido que nos recomienda un disco tras una breve conversación. Y para ese viaje no hacen falta alforjas, que en este caso son el registro previo y el tercer grado inicial.
 
El sistema fue un facaso comercial, y como “usuario” puedo decir que entiendo por qué. Firefly tenía una nefasta tendencia a dar datos sin aportar información. Lo cual, traducido al español que se habla en Occidente, significa que no contaba nada nuevo. Las recomendaciones eran siempre obvias, sin nada de la gracia que tiene cualquier desconocido que nos recomienda un disco tras una breve conversación. Y para ese viaje no hacen falta alforjas, que en este caso son el registro previo y el tercer grado inicial.
Línea 83: Línea 83:
 
Sería fácil escribir una pequeña aplicación que aceptara dos o más términos (ni siquiera tienen por que ser grafías alternativas de una misma palabra), comprobara su frecuencia de aparición en la base de datos de Altavista o cualquier otro buscador y ordenara los resultados en orden creciente o decreciente. Pero lo más importante es que, al igual que en el ejemplo de Amazon, la información se “cosecha” de entre los datos que voluntariamente hacen públicos sus emisores, sea al hacer sus compras o publicar sus páginas web. Nuestro proceso de recolección y refinamiento de la información no requiere esfuerzo extra por parte de sus emisores, no exige su atención.
 
Sería fácil escribir una pequeña aplicación que aceptara dos o más términos (ni siquiera tienen por que ser grafías alternativas de una misma palabra), comprobara su frecuencia de aparición en la base de datos de Altavista o cualquier otro buscador y ordenara los resultados en orden creciente o decreciente. Pero lo más importante es que, al igual que en el ejemplo de Amazon, la información se “cosecha” de entre los datos que voluntariamente hacen públicos sus emisores, sea al hacer sus compras o publicar sus páginas web. Nuestro proceso de recolección y refinamiento de la información no requiere esfuerzo extra por parte de sus emisores, no exige su atención.
  
El economista Michael Goldhaber postula que en la era de la creación y transmisión digital de los canales y los contenidos que los llenan, el recurso escaso es nuestra atención. El contenido es multiplicable hasta el infinito, mientras que la atención es indivisible, y el tiempo del que disponemos es el auténtico recurso escaso. Esta escasez es la que crea una “nueva economía natural de la red”, que Goldhaber llama “La Economía de la Atención” (nota)<ref>The Attention Economy. The Natural Economy of the Net. Michael Goldhaber, First Monday, número 4, segundo año: http://131.193.153.231/www/issues/issue2_4/goldhaber/</ref> según la definición que dice que la economía es el arte de la optimización de los recursos escasos, y valiosos, y que en la sociedad de la información la atención no sólo es escasa, sino valiosa en términos que se pueden contabilizar.
+
El economista Michael Goldhaber postula que en la era de la creación y transmisión digital de los canales y los contenidos que los llenan, el recurso escaso es nuestra atención. El contenido es multiplicable hasta el infinito, mientras que la atención es indivisible, y el tiempo del que disponemos es el auténtico recurso escaso. Esta escasez es la que crea una “nueva economía natural de la red”, que Goldhaber llama “La Economía de la Atención” (nota)<ref>The Attention Economy. The Natural Economy of the Net. Michael Goldhaber, First Monday, número 4, segundo año: http://www.firstmonday.dk/issues/issue2_4/goldhaber/</ref> según la definición que dice que la economía es el arte de la optimización de los recursos escasos, y valiosos, y que en la sociedad de la información la atención no sólo es escasa, sino valiosa en términos que se pueden contabilizar.
  
 
Nuestros mecanismos de filtrado colaborativo, el de Amazon y el sistema casero de comprobación de ortografía, que les recomiendo que se tomen con una buena dosis de caveat emptor, tienen a su favor que, en términos de atención, son gratuitos para los proveedores de la información, y de muy bajo precio para los consumidores, en el caso de Amazon.
 
Nuestros mecanismos de filtrado colaborativo, el de Amazon y el sistema casero de comprobación de ortografía, que les recomiendo que se tomen con una buena dosis de caveat emptor, tienen a su favor que, en términos de atención, son gratuitos para los proveedores de la información, y de muy bajo precio para los consumidores, en el caso de Amazon.
Línea 93: Línea 93:
 
Slashdot<ref>http://slashdot.org/</ref> es un sitio de noticias sobre software libre, ciencia, política digital y derechos civiles, tecnología y hardware, Linux y Unix en general, Legos, Star Wars… la lista exhaustiva de temas es demasiado larga para este artículo. El sitio se autodefine con el lema News for Nerds. Stuff that Matters, lo que traducido libremente viene a decir algo así como “Noticias para empollones. Cosas que importan”.<ref>Sobre la traducción y significado de la palabra “nerd” y su relación con “geek”, vease Barrapunto (sitio web en español inspirado por Slashdot): http://barrapunto.com/lengua/100/09/23/0919211.shtml</ref>
 
Slashdot<ref>http://slashdot.org/</ref> es un sitio de noticias sobre software libre, ciencia, política digital y derechos civiles, tecnología y hardware, Linux y Unix en general, Legos, Star Wars… la lista exhaustiva de temas es demasiado larga para este artículo. El sitio se autodefine con el lema News for Nerds. Stuff that Matters, lo que traducido libremente viene a decir algo así como “Noticias para empollones. Cosas que importan”.<ref>Sobre la traducción y significado de la palabra “nerd” y su relación con “geek”, vease Barrapunto (sitio web en español inspirado por Slashdot): http://barrapunto.com/lengua/100/09/23/0919211.shtml</ref>
  
Slashdot es un weblog colaborativo y automoderado, en el que los lectores son los que proponen y escriben la mayor parte de las “historias” o noticias, y también pueden comentarlas mediante un sistema que no sonará a nuevo a quienes ya estén familiarizados con este tipo de foros electrónicos. El lector que desee hacer un comentario puede introducirlo en el sistema, sea como respuesta a la noticia principal, o como glosa a otro comentario anterior. El resultado es una estructura arborescente de comentarios a comentarios a comentarios, que dirían Gertrude Stein o Jonathan Swift. Las líneas de discusión que unen una secuencia de comentarios a comentarios se llaman “hilos” o “threads”, y terminan (o, mejor dicho, empiezan) necesariamente en una noticia. (nota)<ref>Para entender de verdad Slashdot es imprescindible leerlo y usarlo, contribuir y moderar. Quien no pueda hacerlo y no se conforme con este artículo puede leer un análisis de por qué Slashdot es fiable escrito por Matthew Priestley y publicada en First Monday: http://131.193.153.231/www/issues/issue4_8/priestley/index.html</ref>
+
Slashdot es un weblog colaborativo y automoderado, en el que los lectores son los que proponen y escriben la mayor parte de las “historias” o noticias, y también pueden comentarlas mediante un sistema que no sonará a nuevo a quienes ya estén familiarizados con este tipo de foros electrónicos. El lector que desee hacer un comentario puede introducirlo en el sistema, sea como respuesta a la noticia principal, o como glosa a otro comentario anterior. El resultado es una estructura arborescente de comentarios a comentarios a comentarios, que dirían Gertrude Stein o Jonathan Swift. Las líneas de discusión que unen una secuencia de comentarios a comentarios se llaman “hilos” o “threads”, y terminan (o, mejor dicho, empiezan) necesariamente en una noticia. (nota)<ref>Para entender de verdad Slashdot es imprescindible leerlo y usarlo, contribuir y moderar. Quien no pueda hacerlo y no se conforme con este artículo puede leer un análisis de por qué Slashdot es fiable escrito por Matthew Priestley y publicada en First Monday: http://www.firstmonday.dk/issues/issue4_8/priestley/index.html</ref>
  
 
Hemos dicho que Slashdot es un weblog colaborativo y automoderado.Veamos qué significa eso. Si un weblog es, según nuestra anterior definición, una lista cronológica de enlaces comentados, el aspecto colaborativo de Slashdot lo aporta el hecho de que cualquier lector puede proponer su enlace junto con su comentario. En este sentido los autores de Slashdot son sus lectores desde la primera iniciativa. Pero si esto fuera todo, Slashdot y los sitios de su mismo estilo no se diferenciarían en nada de un tablón de corcho en la pared de un instituto, o en las paredes de un urinario público.
 
Hemos dicho que Slashdot es un weblog colaborativo y automoderado.Veamos qué significa eso. Si un weblog es, según nuestra anterior definición, una lista cronológica de enlaces comentados, el aspecto colaborativo de Slashdot lo aporta el hecho de que cualquier lector puede proponer su enlace junto con su comentario. En este sentido los autores de Slashdot son sus lectores desde la primera iniciativa. Pero si esto fuera todo, Slashdot y los sitios de su mismo estilo no se diferenciarían en nada de un tablón de corcho en la pared de un instituto, o en las paredes de un urinario público.
Línea 99: Línea 99:
 
Cualquiera puede proponer una noticia mediante el formulario habilitado al efecto, y hacerlo anónimamente (protegido si quiere por un apodo autoescogido). Pero la portada de Slashdot o de cualquiera de sus secciones se compone de una selección de las noticias propuestas. Los encargados de esta selección son los llamados editores, que lo son en el sentido que en el mundo de la edición anglosajona recibe la palabra editor: seleccionan, refinan, corrigen, comentan y (en ocasiones) recortan las noticias propuestas antes de publicarlas.
 
Cualquiera puede proponer una noticia mediante el formulario habilitado al efecto, y hacerlo anónimamente (protegido si quiere por un apodo autoescogido). Pero la portada de Slashdot o de cualquiera de sus secciones se compone de una selección de las noticias propuestas. Los encargados de esta selección son los llamados editores, que lo son en el sentido que en el mundo de la edición anglosajona recibe la palabra editor: seleccionan, refinan, corrigen, comentan y (en ocasiones) recortan las noticias propuestas antes de publicarlas.
  
Hasta aquí el proceso es similar al de publicación en las cartas al director de un periódico. Pero en este momento es donde entra en funcionamiento el verdadero corazón de Slashdot. Los lectores empiezan a poner sus comentarios. Al contrario que en la mayor parte de los foros albergados por medios de comunicación tradicionales, aquí los temas han sido propuestos por los propios lectores. Al contrario que en las cartas al director de los medios impresos, en los que el único que responde al lector es, en ocasiones, el redactor jefe, aquí todos se pueden responder entre sí. La calidad de los comentarios es fundamental. Entre los usuarios de Barrapunto<ref>http://barrapunto.com/</ref>, el sitio inspirado en Slashdot que co-mantengo, existe el consenso de que el valor de un sitio como Slashdot no reside en las noticias, sino en los comentarios de sus usuarios<ref>"Lo mejor de Barrapunto son sus comentarios". Léase el debate suscitado por la pregunta "¿Qué temas son “los de Barrapunto”?, en particular la aportación de José Luis de Vicente, “Trystero”: http://barrapunto.com/features/100/02/11/1120257.shtml</ref>.
+
Hasta aquí el proceso es similar al de publicación en las cartas al director de un periódico. Pero en este momento es donde entra en funcionamiento el verdadero corazón de Slashdot. Los lectores empiezan a poner sus comentarios. Al contrario que en la mayor parte de los foros albergados por medios de comunicación tradicionales, aquí los temas han sido propuestos por los propios lectores. Al contrario que en las cartas al director de los medios impresos, en los que el único que responde al lector es, en ocasiones, el redactor jefe, aquí todos se pueden responder entre sí. La calidad de los comentarios es fundamental. Entre los usuarios de Barrapunto<ref>http://barrapunto.com/</ref>, el sitio inspirado en Slashdot que co-mantengo, existe el consenso de que el valor de un sitio como Slashdot no reside en las noticias, sino en los comentarios de sus usuarios<ref>"Lo mejor de Barrapunto son sus comentarios". Léase el debate suscitado por la pregunta "¿Qué temas son “los de Barrapunto”?, en particular la aportación de José Luis de Vicente, “Trystero”: http://www.barrapunto.com/features/100/02/11/1120257.shtml</ref>.
  
 
El resultado es una estupenda cacofonía libertaria de opiniones y contra-opiniones, datos informativos, mentiras y rumores, chistes, momentos de inspiración, comentarios que no vienen al caso, flames y trolls. Estos tres últimos tipos merecen su explicación aparte, pues son el motivo histórico que dio origen al sistema de moderación. Un flame es un insulto, una diatriba que se sale del tono de la discusión sin contribuir al debate. Los foros de discusión online aceptan bien la ironía, e incluso el sarcasmo, pero el insulto personal o el desbarre fóbico están muy mal vistos. Un troll es un comentario provocador, a menudo en busca de que alguien responda con un flame. Un comentario que no viene al caso es simplemente eso, y los tres ejemplos, trolls, flames y offtopics tienden a generar ruido en la discusión. En los términos de la metáfora telemática antes citada, la relación señal/ruido empeora, y el debate es menos fructífero, o menos inteligible.
 
El resultado es una estupenda cacofonía libertaria de opiniones y contra-opiniones, datos informativos, mentiras y rumores, chistes, momentos de inspiración, comentarios que no vienen al caso, flames y trolls. Estos tres últimos tipos merecen su explicación aparte, pues son el motivo histórico que dio origen al sistema de moderación. Un flame es un insulto, una diatriba que se sale del tono de la discusión sin contribuir al debate. Los foros de discusión online aceptan bien la ironía, e incluso el sarcasmo, pero el insulto personal o el desbarre fóbico están muy mal vistos. Un troll es un comentario provocador, a menudo en busca de que alguien responda con un flame. Un comentario que no viene al caso es simplemente eso, y los tres ejemplos, trolls, flames y offtopics tienden a generar ruido en la discusión. En los términos de la metáfora telemática antes citada, la relación señal/ruido empeora, y el debate es menos fructífero, o menos inteligible.
Línea 123: Línea 123:
 
Los comentarios ya nacen con un valor de moderación. Si quien los aporta es un usuario registrado, su valor es automáticamente igual a 1. Si son aportaciones anónimas (uno de los mayores contribuyentes a Slashdot se llama A. Nonymous y se apellida Coward) su valor inicial de moderación es cero. Esto incentiva la participación y el registro, y también da por hecho que la calidad de los comentarios es proporcional a la responsabilidad que uno sobre sus palabras. Es una lástima que en esta asignación de ceros puedan caer algunos justos con los pecadores (mucha gente considera necesario contribuir anónimamente, por lo común por razones laborales), pero en general el sistema incentiva el esfuerzo en redactar una nota que se ajuste al tema, sea informativa, no sea redundante y, a ser posible tenga algo de espíritu original.
 
Los comentarios ya nacen con un valor de moderación. Si quien los aporta es un usuario registrado, su valor es automáticamente igual a 1. Si son aportaciones anónimas (uno de los mayores contribuyentes a Slashdot se llama A. Nonymous y se apellida Coward) su valor inicial de moderación es cero. Esto incentiva la participación y el registro, y también da por hecho que la calidad de los comentarios es proporcional a la responsabilidad que uno sobre sus palabras. Es una lástima que en esta asignación de ceros puedan caer algunos justos con los pecadores (mucha gente considera necesario contribuir anónimamente, por lo común por razones laborales), pero en general el sistema incentiva el esfuerzo en redactar una nota que se ajuste al tema, sea informativa, no sea redundante y, a ser posible tenga algo de espíritu original.
  
¿Saben lo curioso? El sistema funciona. Un reciente estudio realizado por el holandés Johan Pouwelse con vistas a su doctorado en la Universidad de Delft calcula que el sistema de moderación identifica un comentario inspirado (insightful) en tan sólo 37 minutos<ref>Proyecto de tesis que mide la fiabilidad de la moderación de Slashdot: http://www.slashcode.com/articles/00/09/22/1445211.shtml</ref>. Lo interesante del sistema es que cada moderador independiente dedica a la moderación mucho menos tiempo. De hecho, el acto de moderar está asociado a la lectura de los comentarios del sitio (algo que los moderadores hacen frecuentemente de todas formas, o el algoritmo de Malda no les adjudicaría los puntos de moderación), así que para un lector de Slashdot, el coste de moderar es, en términos de economía de la atención, prácticamente cero. Sin embargo, la suma (o debería decir mejor la integración, pues los elementos sumados se acercan a cero) de todos esos actos de moderación individuales produce un efecto macroscópico imposible de lograr por una sola persona.
+
¿Saben lo curioso? El sistema funciona. Un reciente estudio realizado por el holandés Johan Pouwelse con vistas a su doctorado en la Universidad de Delft calcula que el sistema de moderación identifica un comentario inspirado (insightful) en tan sólo 37 minutos<ref>Proyecto de tesis que mide la fiabilidad de la moderación de Slashdot: http://slashcode.com/article.pl?sid=00/09/22/1445211</ref>. Lo interesante del sistema es que cada moderador independiente dedica a la moderación mucho menos tiempo. De hecho, el acto de moderar está asociado a la lectura de los comentarios del sitio (algo que los moderadores hacen frecuentemente de todas formas, o el algoritmo de Malda no les adjudicaría los puntos de moderación), así que para un lector de Slashdot, el coste de moderar es, en términos de economía de la atención, prácticamente cero. Sin embargo, la suma (o debería decir mejor la integración, pues los elementos sumados se acercan a cero) de todos esos actos de moderación individuales produce un efecto macroscópico imposible de lograr por una sola persona.
  
 
Un individuo podría realizar esa moderación, pero a) tardaría más y b) moderaría menos cantidad de comentarios. La moderación de Slashdot se realiza en paralelo, y durante los 37 minutos que Powelse ha calculado que se tarda en que emerja un comentario inspirado, muchos otros comentarios flotan a la superficie por informativos, interesantes o graciosos, y otros tantos se hunden en los abismos del -1 por redundantes, alejados de la cuestión, insultones o simplemente por idiotas. El corazón de Slashdot funciona como un sistema nervioso de orden superior, que coordina todos estos minúsculos esfuerzos intelectuales (minúsculos cuando la métrica que aplicamos es la Economía de la Atención) para extraer de ellos opiniones colectivas, la voz de la comunidad de lectores de Slashdot.
 
Un individuo podría realizar esa moderación, pero a) tardaría más y b) moderaría menos cantidad de comentarios. La moderación de Slashdot se realiza en paralelo, y durante los 37 minutos que Powelse ha calculado que se tarda en que emerja un comentario inspirado, muchos otros comentarios flotan a la superficie por informativos, interesantes o graciosos, y otros tantos se hunden en los abismos del -1 por redundantes, alejados de la cuestión, insultones o simplemente por idiotas. El corazón de Slashdot funciona como un sistema nervioso de orden superior, que coordina todos estos minúsculos esfuerzos intelectuales (minúsculos cuando la métrica que aplicamos es la Economía de la Atención) para extraer de ellos opiniones colectivas, la voz de la comunidad de lectores de Slashdot.
Línea 182: Línea 182:
 
En este sentido Google tiene un gradiente de concentración de información: devuelve el mismo número de resultados que Altavista, pero los mejores están más cerca del principio de la tabla. Para robar otra metáfora, esta vez de las matemáticas, es como si Google elevara la información al cuadrado, aplicándosela a sí misma, y así extrayera migajas de conocimiento. Por retomar la cita que abre este ensayo, Altavista nos devuelve el número de teléfono de la información que estamos buscando, mientras que Google nos entrega directamente el objeto de nuestra búsqueda.
 
En este sentido Google tiene un gradiente de concentración de información: devuelve el mismo número de resultados que Altavista, pero los mejores están más cerca del principio de la tabla. Para robar otra metáfora, esta vez de las matemáticas, es como si Google elevara la información al cuadrado, aplicándosela a sí misma, y así extrayera migajas de conocimiento. Por retomar la cita que abre este ensayo, Altavista nos devuelve el número de teléfono de la información que estamos buscando, mientras que Google nos entrega directamente el objeto de nuestra búsqueda.
  
Apenas estamos comenzando a vislumbrar el potencial de estas tecnologías. Podemos ver la Web de dos formas, como en estas imágenes en las que el fondo y la figura se invierten, y lo mismo nos parece un ánfora o una copa que un par de caras enfrentadas vistas de perfil. Al igual que la escritura tiene un significado distinto para el emisario que para el archivero, para Gutenberg que para Platón, la Web tiene dos caras. Por un lado, la Web es un medio de comunicación<ref>Aprovecho cada ocasión que tengo para puntualizarlo: Internet no es un medio, es un canal. Los distintos medios que utilizan internet como canal son la Web, el correo electrónico, el telnet e incluso la televisión y la radio. Expongo este análisis de modo algo más prolijo en mi participación ante el I Congreso Nacional de Periodismo Digital, accesible en: http://barrapunto.com/features/100/01/20/1343236.shtml</ref>, por otro lado es un repositorio de información y datos, un sistema de memoria exenta.
+
Apenas estamos comenzando a vislumbrar el potencial de estas tecnologías. Podemos ver la Web de dos formas, como en estas imágenes en las que el fondo y la figura se invierten, y lo mismo nos parece un ánfora o una copa que un par de caras enfrentadas vistas de perfil. Al igual que la escritura tiene un significado distinto para el emisario que para el archivero, para Gutenberg que para Platón, la Web tiene dos caras. Por un lado, la Web es un medio de comunicación<ref>Aprovecho cada ocasión que tengo para puntualizarlo: Internet no es un medio, es un canal. Los distintos medios que utilizan internet como canal son la Web, el correo electrónico, el telnet e incluso la televisión y la radio. Expongo este análisis de modo algo más prolijo en mi participación ante el I Congreso Nacional de Periodismo Digital, accesible en: http://www.barrapunto.com/features/100/01/20/1343236.shtml</ref>, por otro lado es un repositorio de información y datos, un sistema de memoria exenta.
  
 
Cuando ambas figuras se mezclan en una sola, lo que vemos es un sistema inteligente de memoria, una memoria autoorganizada y navegable. La Web que emerge de experiencias de moderación colectiva como Slashdot, buscadores que extraen la información implícita en los enlaces como Google y sistemas de filtrado colaborativo como el mecanismo de recomendaciones de Amazon es una memoria colectiva e inter-relacionada, el hipocampo cibernético de nuestra noosfera.
 
Cuando ambas figuras se mezclan en una sola, lo que vemos es un sistema inteligente de memoria, una memoria autoorganizada y navegable. La Web que emerge de experiencias de moderación colectiva como Slashdot, buscadores que extraen la información implícita en los enlaces como Google y sistemas de filtrado colaborativo como el mecanismo de recomendaciones de Amazon es una memoria colectiva e inter-relacionada, el hipocampo cibernético de nuestra noosfera.

Ten en cuenta que todas las contribuciones a BandaAncha.st se consideran publicadas bajo la Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 (véase BandaAncha.st:Derechos de autor para más información). Si no deseas que las modifiquen sin limitaciones y las distribuyan libremente, no las publiques aquí.
Al mismo tiempo, asumimos que eres el autor de lo que escribiste, o lo copiaste de una fuente en el dominio público o con licencia libre. ¡No uses textos con copyright sin permiso!

Para editar esta página, responde la pregunta que aparece abajo (más información):

Cancelar | Ayuda de edición (se abre en una ventana nueva)

Plantilla usada en esta página: